Henri Cartier-Bresson | Momentos conscientes de la historia


16

May

Noticias

16

May

Noticias

Noticias

1 comentario

por: Revista Enfoque Visual

El fotógrafo francés que ha dejado huella por su incidencia en los hechos históricos de una manera distinta, llega a Bogotá con una exposición basada en el libro ‘Henri Cartier-Bresson Fotógrafo’ de 1979 y que el Museo del Banco de la República publica por primera vez en español.

Por Sandra Fernández

Un instante decisivo. No hay como el momento oportuno que se cruza en la vida de un fotógrafo porque, inmediatamente, se da la posibilidad de capturar algo nunca antes visto. Es tal vez una premisa que utilizaba el fotógrafo francés Henri Cartier-Bresson, un captador de realidades hechas desde el lado más humano, desde una visión social que forja gracias a su experiencia y meticulosidad en la técnica, lenguaje y emotividad que le inyecta a través del lente de su cámara.

6

Su trayectoria, una luz establecida para ir creciendo a medida en que interpretaba el mundo a través del arte. En primera instancia desde la pintura y el dibujo, en una segunda, desde la fotografía surrealista y en una tercera, desde el fotorreportaje, dando desde aquella mirada una manera absolutamente distinta que corrobora por qué su visión es tan importante en la actualidad.

Es entonces que en 1979 el propio Cartier-Bresson logra realizar su propia retrospectiva en una exposición que actualmente se presenta en el Museo del Banco de la República, con el apoyo de la Fundación Henri Cartier-Bresson y la Agencia Magnum Photos, una muestra a su vez inspirada en el libro ‘Henri Cartier-Bresson Fotógrafo’ y que el Museo logra traer en su versión español.

“Él es un fotógrafo que ha construido una escritura fotográfica fuerte, es una escritura que mezcla lo consciente, la construcción, las referencias artísticas, de arquitectura y también acepta la entrada emocional en sus fotografías, es la mezcla de los dos que hacen que su narrativa de la imagen sea tan única y tan fuerte”, explica la francesa Emmanuelle Hascoët, gerente de exposiciones, proyectos culturales y curadora de la Agencia Magnum Photos, sobre las 133 fotografías que descubren toda una vida de este fotógrafo francés, desde sus viajes a distintos países, hasta los retratos de varios artistas reconocidos en su época.

7

Durante el recorrido las salas están dispuestas dependiendo de los países que logró retratar Cartier-Bresson. Una mirada cronológica, con los más importantes reportajes gráficos que lograron permanecer en la historia mundial, por su contenido y por su insistencia en representar de una manera más humanista.  Países como España, Francia, México, Italia, Reino Unido, India, China, Estados Unidos, entre otros tantos, se visibilizan en espacios determinados. Reportajes como el realizado en la Coronación del Jorge VI en Londres, en el que precisamente el fotógrafo ignora la imagen del personaje de este magno evento para fijarse en el pueblo, en la comunidad reunida, sus expresiones y actividades, la estética y la representación de una época a través de los ojos de la sociedad inglesa. También se puede ver dentro de aquel extenso recorrido en su época de reportería gráfica, las imágenes tomadas en los últimos días del Kuomintang en China, una disposición que muestra la China Antigua y la China Popular, un fotorreportaje realizado en 1948.

“La exposición se montó por cronología, pero también intentamos hacer una construcción estética de composición de la imagen (…) Intentamos colgar las fotos de esta manera para que el público se dé cuenta de que hay una escritura, que hay una manera de ver, que hay una exigencia también porque Cartier-Bresson es un arquitecto de la imagen. Está libre con su cámara, pero al mismo tiempo tiene su estructuración” explica Hascoët. Esta libertad hacia la imagen lo llevó a dedicarse por un lapso de tiempo al reportaje gráfico, misma acción que lo llevó a fundar de la mano de David Seymour, Robert Capa, William Vandivert y George Rodger, la Agencia Magnum Photos durante su estadía en Estados Unidos en 1947.

3

Sus distintas épocas marcan esta retrospectiva. En la sala final, se encuentran los retratos que realizó de algunos de sus amigos, artistas a los que a través de una imagen les extraía una expresión hacia su interior que, como dice la curadora francesa, existen bastantes tintes dramáticos que representaba lo más bello de su vida interior. En esta parte de la exposición hay una frase del mismo Cartier-Bresson que dice: “Busco sobre todo un silencio interior, intento traducir la personalidad y no una expresión”.

Su transformación a partir de la fotografía, llevaron a Cartier-Bresson a dedicarse en sus últimos años al dibujo, pero antes de ello, dedicó su carrera a retratar paisajes que de cierta manera logran sacarlo de aquel mundo histórico.  Lugares de una Francia representada en los años setenta y que tuvo un libro y una exposición comisariada por el mismo fotógrafo.

“La cámara es para mí un cuaderno de dibujo, el instrumento de la intuición y la espontaneidad, el maestro del instante que, en términos visuales, cuestiona y a la vez decide”, dice en uno de los muros de la exposición el mismo Henri Cartier-Bresson, y es que a partir de esa espontaneidad, de aquel momento decisivo, las imágenes que revelan toda una historia, dan un paso hacía la expresión más clara sobre un pueblo que padece y que goza, tras los constantes enfrentamientos, las diferencias y eventos que parecen sacar las emociones en rostros dispersos en un lugar determinado. “Es un momento decisivo porque él tiene referencias, tiene la cultura, tiene la consciencia de la construcción de la imagen, él está suficientemente consciente para tomar el momento decisivo porque ha estudiado mucho para esto, es algo más construido; pero es la conjunción de esta consciencia, la estética y también esta apertura al mundo, que le da la capacidad de capturar lo poético, lo único y lo especial que pasa”, concluye Emmanuelle Hascoët.

11

Son entonces los testimonios que poseen los transeúntes de una época determinada y fijados en el momento propicio, los que generan aquel interés por este fotógrafo francés. Un creador visual de momentos ocultos, de minucias en el tiempo que salen a la luz en más que en un momento decisivo sin premeditación alguna; porque son las experiencias y la predilección por una experimentación más profunda hacia lo que ve y hacia el arte mismo cuando está a punto de crear.

Esta exposición se realiza durante el año Colombia-Francia y trae actividades que se desarrollarán hasta el 28 de agosto cuando finaliza la muestra.

Imágenes tomadas por Ricardo Ascencio.

Esperen más detalles de la exposición en nuestra edición 40.

PUBLICIDAD

0 comments

Trackbacks

  1. […] Aparece completa en: http://www.revistaenfoquevisual.com/henri-cartier-bresson-momentos-conscientes-de-la-historia/ […]